Dodot no cuelga: probando los nuevos dodot activity

Dodot no cuelga

El nuevo sello de calidad de madresfera me ha dado la oportunidad de probar los nuevos pañales dodot activity: los dodot activity que no cuelgan.

¿Cuelgan los pañales? Pues sí, cuelgan porque acumulan la humedad en un único punto lo que hace bajar el pañal por el peso. En mi caso, hasta alguna vez se ha desatado parte del pañal, amaneciendo el niño con el pañal colgando de un lado.

¿Y por qué no cuelgan los nuevo dodot activity? Pues porque distribuyen la humedad de forma más uniforme, lo que hace que el líquido no se concentre en un solo punto y quede distribuido a lo ancho del pañal.

dodotnocuelga

Qué contiene el kit

Así pues, hace unos días me llegó el siguiente kit dentro de una bolsa cuyas asas eran unos tirantes: un paquete de los nuevo Dodot, un paquete con un pañal nuevo y otro viejo para hacer un experimento y las correspondientes instrucciones.

dodotnocuelga

El paquete de dodot activity me viene fenomenal: los dodot activity son los únicos pañales en los que confío para pasar la noche. Con cualquier otra marca amanecen mojados porque son unos meones de campeonato.

Experimento

Dentro del kit viene un conjunto de cosas para realizar un experimento y ver las diferencias entre los dodot que cuelgan (antiguos) y los dodot que no cuelgan (nuevos): un empapador para no manchar, tinte para el agua, dos pares de pañales antiguos y dos pares de pañales nuevos. Además hacen falta unas tijeras.

Las siguientes instrucciones para hacer un experimento son las siguientes:

dodotnocuelga

 

Resultado del experimento

Después de mojar los pañales y esperar 3 minutos, se ve claramente que el nuevo dodot activity distribuye la humedad entre las tres zonas en las que se divide, mientras que el antiguo concentra un poco más la humedad en la zona del centro, motivo por el que suele colgar.

Además al tacto están completamente secos. Pero la verdad es que no he encontrado mucha diferencia entre uno y otro respecto a esta característica.

Aquí os dejo también una galería de imágenes que fui haciendo sobre la marcha durante el experimento.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Dodot activity, que no cuelgan, son los mejores pañales del mercado hoy en día.

Mis mellizos dicen “bye bye” a las papillas de frutas

Ya es prácticamente definitivo: a pesar de que hay días en los que es imposible hacerles tragar la fruta, mis mellizos ya a penas la toman en papilla.

Otra cosa que quiero conseguir es que a la hora de la merienda coman más por su cuenta. Como a esa hora están jugando y concentrados en sus cosas, es difícil hacer que se sienten y coman. Por lo tanto, lo que acabo casi siempre es persiguiéndoles con el yogur para que se lo coman: no es que no quieran comerlo, es que prefieren hacer otras cosas más divertidas.

Así que ahora les corto la fruta a trozos, la pongo en un bol, y se la dejo al alcance. El objetivo es que se acostumbren a servirse ellos solitos. Y más o menos lo estoy consiguiendo.

1. Las papillas de frutas siempre gustaron a mis mellizos

La papilla de fruta fue lo primero que comieron después de la leche (materna y no-materna). Recuerdo que grabamos un vídeo porque nos dijeron que ponían caras raras, pero fueron más las expectativas que lo que realmente sucedió. La han comido en más o menos cantidad dependiendo del día, pero siempre les ha gustado la fruta.

Hubo un gran momento en el que comíamos gran variedad, como se puede ver en este resumen de papillas de frutas. Es la gracia de que se coman la comida en papilla, que puedes meter todo lo que quieras y, si les gusta el sabor, se la van a comer. Pero sólo fue un espejismo ante la inminente negación a comer purés.

2. Intentando que coman trocitos

Cuando ya llegó el momento en el que aborrecieron los purés de cualquier tipo (aunque la compota y la papilla de mango se han ido repitiendo como excepción), hubo que empezar a mirar si podían comer trozos de fruta directamente, lo cual no ha sido una tarea fácil.

Para empezar, no tenían dientes y por lo tanto era difícil el poder masticar comida. Luego además, al empezar a moverse más, esto causa una distracción tan grande y una emoción de descubrir cosas nuevas mucho más preferible a meterse comida en la boca. ¡Dónde va a parar!

3. ¡Por fin comen fruta entera!

Y ya parece que comen con bastante normalidad la fruta entera o a trocitos. Claro que depende de su “apetecebilidad”: de si les viene bien, están con ánimo y buena predisposición.

Hasta incluso se animan y me imitan pelando las mandarinas, echando las peladuras en un bol y los gajos de mandarina en otro (la mandarina la peló entera, pero en el vídeo sólo se ve parte de la aventura):

El zumo de naranja natural también es algo que realmente les encanta. Iremos probando con otras frutas.

Pero la verdad es que la papilla de mango casi nunca falla, es la única que aún me permiten que les haga: ¡el sabor del mango junto a la manzana y la zanahoria es una combinación mágica! Así que de vez en cuando cae alguna.

Y lo que intentaremos es aprovechar la fruta de temporada, ya que es la que mejor está siempre: dulce y buena. ¡Porque son exigentes!

Alojarse en Can Bassa con Booking.com

Faltan sólo unos días para semana santa y me ha llegado la promoción exprés a través de madresfera para elegir, entre tres sitios, el lugar donde iría a pasar unos días con toda la familia a través de Booking.com.

Yo elegiría la casa rural de Can Bassa por la proximidad a nuestra casa, ya que se encuentra en Girona. Los otros dos establecimientos se encontraban en Cáceres y Asturias respectivamente. Y un viaje en coche de una hora con ellos ya es una odisea… ¡de vómitos!! Así que mejor no alargar el tiempo en el “pi-pi” (como ellos dicen).

Lo que esperaría encontrarme en esta casa rural son varias cosas:

  • Alojamiento cómodo para los cuatro. Pasar unos días tranquilos con los niños: habitaciones amplias y trato cercano.
  • Tranquilidad del lugar y bonitos paisajes para poder pasear con los niños. La casa está en un pueblo precioso y rodeada de naturaleza espectacular. Además, como está cercano a puntos de interés hay muchas opciones para entretenerse.
  • Buena comida.

 

Mis mellizos de 21 meses

Parece que fue ayer cuando nacieron mis mellizos y ya tienen 21 meses (¡casi dos años!) y han dejado de ser bebés. Aunque los veo a diario, muchas veces cuando los estiro en la cama me sorprendo de lo grande que están.

También recuerdo las ganas que tenía que dijeran “mama”, y ahora oigo esa palabra 100 veces al día. Porque es que tienen mamitis aguda:

Ahora salimos muchas veces a la calle sin carrito, o si lo llevamos, andan gran parte del camino.

The terrible two

Los dos terribles (años).

Desde que se empezaron a mover más las cosas se complicaron. Ellos empiezan a ser más autónomos, empiezan a alcanzar sitios donde antes no llegaban y aún no tienen la madurez de entender por qué las cosas están mal,… O simplemente la frustración de no entender por qué les regañamos por hacer algo tan divertido.

Aunque han habido meses más locos, nos hallamos envueltos muchas veces en pequeños infiernos: rabietas, montar shows en parques o bares… El día que mi vecina, una mujer mayor con bastante sordera, me dijo que vaya día que habían pasado los niños, pasé mucha vergüenza. O el día que la vecina de al lado comentó “lo bien y las veces que los niños dicen ‘mama'”.

Descontrol es la palabra que utilizaría para describirlo en general.

Lo único que funciona por ahora es la paciencia y la constancia, pero no es un recurso inagotable, sobre todo cuando llevas días sin dormir bien. Nos ponen a prueba y nos llevan al límite constantemente y todo indica que esto dura hasta los 4 años.

¿No sabrá alguien algún remedio para que finalicen las pruebas con la gravedad?

Rutinas de mis mellizos de 20 meses

Mis mellizos se suelen levantar entre las 7:30 y las 8 de la mañana. En fin de semana, según como, hay días hasta incluso se levantan a las 9, aunque no es lo común. Se beben su biberón matutino (muchas veces en la cuna misma) y se levantan. Se visten y empiezan a pulular por la casa.

A media mañana se toman otro biberón más pequeño (tentempié) y a veces algo de pan y embutido o alguna que otra cosa más. Si hace buen día (maldito invierno), salen al parque o a dar una vuelta.

Comen entre las 12:30-13h y rara vez siguen despiertos después de las 14h. La siesta rara vez dura menos de 1:30h.

Cómo comen

Seguimos dándole biberones por la mañana y por la noche, uno de los mellizos ya se lo toma de leche de vaca.

Cuando se negaron a comer papillas no tenían aún dientes (empezaron a salirles cuando tenían 12 meses y aún seguimos en ello…) decidí hacer comida “normal” que les fuera fácil de masticar. A partir de entonces empecé a hacer, sobre todo, hamburguesas (mis pequerecetas): compraba la carne, la picaba, y le metía de paso o bien verduras o bien queso.

Pero ahora ya comen “más normal”, también porque ya tienen más dientes (aunque no todos!!!). La carne a la plancha, hecha trocitos

Como plato favorito les gusta bastante la sopa y les encantan los tomates cherry. La pizza que hacemos en casa también les suele gustar mucho.

¿Comen mucho? Pues depende: del humor en el que estén, de si tienen sueño, están cansados, les apetece, prefieren jugar, se encuentran mal, etc… Así que hay días en que, lo mismo que devoraron la semana anterior no hay forma de que se lo coman. Nunca sabes lo que va a pasar.

Cómo duermen

Si no están enfermos y no tienen ninguna molestia, suelen dormirse sobre las diez de la noche y despertarse sobre las 8 de la mañana. Así que suelen dormir unas 10 horas por la noche. Y, como ya he dicho antes, a las 14h ya no suelen estar despiertos si no durmiendo la siesta de la que se levantan con energías renovadas.

Los dientes

Los dientes están siendo un suplicio. Aún no los tienen todos e incluso una vez que fuimos al médico porque el niño no lo veíamos bien, nos dijo que es que le acababa de salir un colmillo, que parecen ser los dientes más dolorosos. No veo el día en que esto se acabe.

Enfermedades

Lo que nos está llevando más de cabeza últimamente es la encadenación de enfermedades. Durante un mes hemos tenido 3 anginas y un resfriado. Cuando uno de los dos empieza con síntomas, tienes que mentalizarte para estar una semana sin descansar: porque el niño se encuentra mal y te reclama “brazos” constantemente y porque por la noche no te va a dejar descansar.

¡Que llegue ya el verano!!!!

 

Mis mellizos obsesionados con la Peppa Pig

No sé cómo hemos llegado a este momento en que andamos tan y tan obsesionados con la Peppa Pig. Quizás todo empezó con el puzzle para el suelo que vienen viendo desde que empezaron a arrastrarse, pero se ha convertido en un empeño continuo en ver esta serie de dibujos.

Lo que más me sorprendió al principio es el terreno en el que se mueven. Totalmente peligroso para niños: hay unas pendientes terribles. Pero vamos que parece lo normal. Más adelante vi que a parte de mucho campo también hay un río (navegable) y hasta mar.

Para hacer algo productivo, los suelo poner en inglés, así que yo aprendo de vez en cuando alguna palabra y todos acostumbramos el oído. El inglés es muy claro, lo recomiendo totalmente.

La mayoría de veces lo ponemos en el tablet… ¡qué digo! ¡Lo ponen ellos solitos en el tablet! Saben perfectamente cuál es el icono de youtube, el cual siempre te muestra en la pantalla de inicio tus vídeos preferidos… Y esto siempre me recuerda que tendré que ver cómo poner algún tipo de control parental para que no aparezca ningún vídeo que no deban ver (aunque he de decir que en esto youtube parece bastante inteligente).

El problema es que a ellos les gusta pero los papis también nos lo tenemos que tragar. Y ha llegado el momento en que conocemos ya los detalles de cada personaje, a los cuales les encanta saltar en los charcos de barro. Eso sí, con las botas apropiadas.

Peppa Pig

A mí este personaje me parece siempre un poco repelente, en el sentido de que Peppa me parece un poco “enteradilla”.

George Pig

El hermano pequeño de Peppa. Llora muy a menudo (¡gran realidad en los niños pequeños!). Un niño enganchado a un dinosaurio de juguete.

Papá Pig (Daddy Pig)

He buscado en el diccionario de sinónimos adjetivos que suenen mejor para definir a este personaje. Se podría definir como ineficaz, incapaz, infructuoso… Se pierde siempre que conduce el coche (no sabe leer los mapas), se le caen las llaves por las alcantarillas, se sube a los árboles y se cae…

Tiene trabajo de oficina aunque no se sabe de qué.

Mamá Pig (Mammy Pig)

Mamá Pig, por el contrario, es una mujer muy competente: tiene puntería y gana regalos en la feria,

Sabemos que trabaja desde casa, pero no sabemos exactamente qué es lo que hace cuando se pone al ordenador.

Madame Gazelle

No se sabe la de años que tiene esta señora que es la profesora de los niños pequeños, ya que por lo visto también fue la profesora de Papá Pig. Le gusta mucho cantar y toca la guitarra.

Miss Rabit

Esta señora es incomparable: hace todo tipo de rescates en helicóptero, es la encargada de venir (también en helicóptero) si suena la alarma de casa, sabe dirigir globos aerostáticos, lleva autobuses, trenes,… Y está trabajando en todos los eventos. En fin, una todoterreno polifacética que nunca deja de sorprender.

Abuelito y abuelita Pig (Grandpa y Granny Pig)

El Abuelito Pig es una pasada: tiene un tren en miniatura y lleva a pasear a Peppa y George, hizo un coche de carreras para George… Y en general hace con más destreza las cosas que Papá Pig le cuesta hacer (como cortar el césped…).

Como están jubilados, los abuelitos se van muchas veces de viaje. Y sobre todo se va a navegar con su barco. Imaginad que tenéis un abuelo con tren y barco: ¿no es alucinante?

Con este post simplemente quería plasmar todo mi conocimiento (¿inútil?) adquirido. Y si alguien sabe por qué cada vez que se ríen se tiran al suelo y ponen las piernas (¿patas?) para arriba, ¡qué me lo diga!

Voz Nestlé de este mes: probando iogolino

Aunque soy del club Nestlé desde hace un tiempo y he intentando participar en varias promociones, esta es la primera vez que me han seleccionado para una de ellas: tarrinas y bolsitas iogolino

Iog0lino es un postre lácteo para niños a partir de 6 meses que se caracteriza sobre todo por no necesitar frío, lo cual lo hace muy portable a la hora de salir fuera con los bebés o niños.

Nuestros bebés empezaron a tomarlos a partir de los 6 meses. Aunque el médico nos dijo que comieran los de Danone (mi primer yogur), éstos no les acabaron de gustar nunca. En cambio los iogulino siempre fueron más de su agrado.

1. Los iogolino que he recibido

Tal y como me indicaban, he recibido lo siguiente:

iogulino

Y la verdad es que es tal y como me decían: un gran lote.

2. Empezamos a probarlos

iogulino

La verdad que la caja ya pesaba y era gracias a todo lo que llevaba dentro.

iogulino

Una vez abierta la caja ya no hubo marcha atrás y cayeron dos bolsitas de iogulino (¡y al día siguiente otras dos!). Este formato les gusta mucho porque se lo pueden beber ellos solos y la mamá está encantada. Lo único negativo es que siempre tengo que acabar apretando el culo del envase  para que se acaben de beber todo el contenido.

iogulino

¡Seguiremos probando!

Robot aspirador

Desde hace mucho tiempo usamos un robot aspirador. No teníamos niños, pero sí gatos, y siempre hemos comprobado que, aunque no realiza una limpieza exhaustiva, quita mucho trabajo.

En estos momentos existe gran variedad de modelos y marcas, pero para entonces no había tantos y compramos el iRobot de Roomba (modelo 550). Desafortunadamente y tras unos 10 años a nuestro servicio, murió recientemente en acto de servicio: se apagó y ya no se volvió a encender. Y esta vez no procedimos a la reanimación por pieza de recambio, si no que decidimos dejar que descanse en paz.

Lo mejor de este modelo de robot es que durante estos años hemos podido comprar gran cantidad de piezas de recambio, lo que nos ha llegado a alargar tanto su uso: cepillos y filtros, bateríala caja de engranajes y ruedas. Y precisamente esto último, la caja motora, era su gran punto débil, ya que estaba colocada de tal forma que le llegaba mucho polvo y acababa rompiéndose o funcionando mal.

El sistema para limpiarla, aunque sencillo, no permitía que quedara del todo limpio y polvo y pelusas quedaban acumulados en pequeños rinconcillos escondidos que había que conocer.

Usamos mucho la pared virtual que iba con el aparato, la cual nos permitía que el robot no pasara por la zona de la comida de los gatos, por ejemplo. Y lo cierto es que, solamente con los sensores mismos de la máquina, hacían que ésta no cayera por la escalera.

En estos momentos en los que tenemos pendiente volver a comprar otro “cacharro” como este, se nos ha presentado la oportunidad de probar, por unos días, el Kobold VR200. ¡Estamos deseando que llegue a casa! ¡Lo recibiremos con una gran limpieza en el comedor!

En futuros posts iré informaré de lo bien (o mal!) que me ha ido esta nueva máquina como usuaria experta y exigente (¡dos gatos y dos niños!) de robots aspiradores

Lactapp: una app para la ayuda a la lactancia materna

Yo creo que si hay algo en lo que coincidimos todas las madres primerizas una vez tenemos a nuestros hijos en brazos es en la “complejidad” de la lactancia materna. Aunque hoy en día hagamos los cursos de preparación al parto, leamos libros y nos documentemos en internet, nada es suficiente para prepararte ante la responsabilidad abrumadora de alimentar a una pequeña persona acabada de nacer a través de tu propio cuerpo.

De esto precisamente son conscientes María y Alba, dos grandes expertas en lactancia materna y todo lo que ello conlleva. Ellas nos cuentan cómo, viendo una necesidad, decidieron crear lactapp, una aplicación móvil que da respuesta rápida a las dudas en la crianza de los primeros meses de nuestros bebés.

El funcionamiento de la app es muy simple. Además de un enorme banco de preguntas y respuestas, dispone de un sistema de preguntas enlazadas que permite afinar mucho más las dudas por lo que resulta muy sencillo llegar a un nivel de detalle muy alto. La app es fremium, es decir, no pagas por usarla si no por la cantidad de preguntas que desees consultar teniendo a tu disposición un subconjunto de ellas completamente gratis nada más descargarla.

Me puse en contacto con ellas y les pedí incluir algunas reflexiones sobre la app y el proceso de creación ya que creí que su utilidad quedaba fuera de toda duda y sería más interesante averiguar como había sido el proceso creativo y de desarrollo. Fueron muy amables en contestar las preguntas de forma abierta y transparente.

lactappCopia de Logotipo-Roboto.psd

¿Cómo se os ocurrió realizar una app y qué ventajas le veis comparado con una web u otro soporte?

Alba Padró, co-fundadora de LactApp, hace más de 11 años que atiende diariamente a madres lactantes a través de un teléfono de consultas y, además, recibe, multitud de consultas por whatsapp, facebook y otros canales. Esto le ha permitido crear su propia metodología de atención a la madre y siempre sabe qué preguntar y qué responder según cada madre y cada situación. Lo que hemos hecho en LactApp es trasladar todo este conocimiento a una app que pueda acompañar a la madre durante toda la lactancia, desde el embarazo hasta el destete. El formato app le permite ser muy dinámica e inmediata, de manera que la madre puede encontrar respuestas adaptadas a su situación en cualquier momento con una gran facilidad.

¿Cuánto tiempo habéis tardado en desarrollar LactApp ?

La creación de contenidos nos ha supuesto más de 1 año y 3 meses de tiempo y seguramente, si no nos hubiéramos puesto una fecha límite, todavía ahora seguiríamos creando contenidos nuevos. La programación, por otro lado, también ha sido bastante larga y ya llevamos más de medio año implementando todo el proyecto. Actualmente, ya se puede encontrar la app 100% implementada en Google Play y a un 80% en Apple Store.

¿Cómo ha sido el proceso de crear las preguntas?  

Aún nos reímos recordándonos con una libreta y un boli intentando hacer dibujitos de preguntas relacionadas… ahora el motor de LactApp lo componen más de 30 documentos interrelacionados, con más de 600 preguntas e infinitos caminos que pueden desembocar en más de 2.300 respuestas distintas según la información introducida y las respuestas que haya seleccionado la usuaria.

¿Estáis preparando mejoras para incluir en nuevas versiones? ¿Cuáles?

¡Sí! Tenemos una lista infinita de mejoras que nos gustaría hacer. El problema lo tenemos en priorizarlas. Lo primero que queremos hacer es mejorar la usabilidad de nuestra aplicación para que sea más fácil navegar y conseguir la información que necesite la usuaria.

¿Cómo crees que una mamá debe usar la app LactApp para prepararse para la lactancia?

LactApp incluye un apartado entero dedicado a embarazo y lactancia, en el que incluye alrededor de 100 respuestas relacionadas con la preparación de la lactancia durante el embarazo y las posibles dudas que puedan ir surgiendo. La mejor manera de prepararse para la lactancia es informarse y LactApp puede ser un gran aliado para conseguirlo.

¿Tenéis estadísticas de cuales son las consultas más utilizadas ? ¿Coinciden con las consultas que suele hacer la gente a las asociaciones de lactancia?

Sí, realmente, las consultas principales coinciden con lo más consultado en los grupos de lactancia: dolor al amamantar, vuelta al trabajo y posible baja producción de leche de la madre. Aún así, lo que sí hemos visto es que las usuarias una vez han resuelto las dudas principales, luego aprovechan para consultar muchas otras dudas que pueden estar relacionadas o no como: conservación de la leche, mitos de lactancia, comportamiento del bebé, etc.

¿Puedes dar alguna recomendación de lactancia para mellizos?

Sí, además, LactApp incluye todo un apartado dedicado a múltiples. La recomendación por excelencia para la lactancia de múltiples sería buscar ayuda para todo lo demás que no sea dar el pecho a los bebés.

Compartimos un pantallazo de algunas de las opciones que le aparecen a la madre si consulta sobre bebés múltiples > respecto a mis bebés:

Una pantalla de LactApp
Una pantalla de LactApp

¡Muchas gracias chicas por la entrevista y mucha suerte con la app!

Y vosotros, ¿conocéis alguna app útil para la lactancia o la crianza de bebés?

No sin mi macbook

Mis mellizos cada vez tienen más destreza con el móvil y el tablet. Pero si hay una herramienta que les chifla es el macbook, una mezcla de pantalla grande donde ver la Peppa Pig y un teclado para aporrear. Lo que no ven nada claro es que la pantalla no sea táctil (lo mismo les pasa con la tele): poner su dedito lleno de babas o cualquier otra sustancia para mover las cosas y que no funcione, no les acaba de gustar.