Robot de cocina: Mambo Cecotec

Cuando nacieron los mellizos estuve dándole mil vueltas a invertir y comprarme un robot de cocina (como se puede ver aquí). Los “exclusivos de bebés” no me parecían que me fueran a aportar demasiado y los robots más generales, eran muy caros.

En aquellos momentos justo había salido el modelo de Taurus que empezaba a competir con la Thermomix. También estaba el robot de Moulinex pero no le presté mucha atención, aunque creo que lo tiene mucha gente. Al final, entre el elevado precio (900-1200 EUR), viendo que con la batidora me quedaban los purés muy finos y con la duda de que pudiera amortizar el robot para cocinar para 4 (y luego 5!) personas (por la capacidad de sus vasos), no me lo compré.

Pero los tiempos han cambiado y empiezan a salir competidores low cost. Entre ellos: Mambo Cecotec. Aunque a mí me costó 249 EUR, ya hace tiempo que está rebajada a 199. Las prestaciones son muy parecidas a las de los robots de alta gama, pero la diferencia de precio (ahora mismo de más de 1000 EUR!!!!) fue la que me hizo decantarme a probar el funcionamiento de estas máquinas.

Mi idea era que el robot me ayudara sobre todo, a hacer las cenas. Que por las tardes, mientras atiendo a los niños, me ayudara a preparar algo que complementara una carne a la plancha o pescado y no tuviera que estar del todo pendiente.

Ahora mismo los pros que le encuentro son:

  • Aunque la mitad de recetas que he probado no le gusta a los niños, te ayuda mucho a preparar la comida. Por ejemplo: puedes preparar un puré de verduras en pocos pasos. Y la mayoría del tiempo no tienes que estar pendiente.
  • Te da ideas de recetas.
  • Ya nunca más volví a comprar masa de pizza.
  • Borda los bizcochos.
  • Tiene una pieza que sustituye a las cuchillas para amasar (mambo mix) y va genial.
  • Gran capacidad de la jarra y vaporera.

Los contras:

  • No se limpia fácilmente. A ver, no es difícil, pero en mi mundo ideal si se pudiera meter al lavaplatos sería estupendo.
  • La mayor diferencia de los robots de alta gama es la báscula. A ver, no estaría mal que la tuviera, pero puedo decir que no es un gran defecto y por la diferencia del precio, se lo perdono.
  • Tiempo inicial. Tienes que gastar tiempo en conocer la máquina y aprender recetas que te encajen (pero esto en todas las máquinas).
  • Recetas. El libro de recetas que viene con la máquina ya ni lo miro: a ver, a quién se le ocurre no ponerle

En general creo que la calidad-precio de la Mambo Cecotec es inigualable. ¡Seguiré contando!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *