Mellizos: ¡a cocinar!

mellizos-delantales

Desde que puedo hago que mis mellizos entiendan que la comida no aparece por arte de magia, que tiene su elaboración. Para que sepan que detrás hay un esfuerzo, motivarlos a comérselo y quizás, quien sabe, para sacar sus habilidades culinarias.

Empezamos con las pizzas. Preparaba los ingredientes cortados y los echábamos en la masa. El resultado es que la masa de la pizza sufre algún golpe, que “desaparecen” los ingredientes porque los “prueban” antes y que, de vez en cuando, la pizza recibe algún que otro estornudo o tos (total, todo queda en familia). Eso sin contar todo lo que se cae al suelo.

Después de un tiempo, el resultado es que Pau muestra mucho interés en “trabajar” en la cocina: quiere subirse a la silla para alcanzar el mármol hasta cuando preparamos los biberones de la noche (ya beben en vaso, pero por la noche se toman la leche aún en biberón medio tumbados). Para la “castanyada/Halloween”, me estuvo “ayudando” a hacer los panellets. Pero Pau desde muy pequeño siempre lo quiere hacer todo él mismo. Marc sólo muestra interés de vez en cuando, sobre todo con la pizza, que les encanta a los dos.

Así que para captar aún más su atención he decidido hacerles a cada uno un delantal. De momento sólo ha tenido un 50% de éxito, porque Marc no ha consentido en ponérselo (¡como tantas otras cosas!).

 

mellizo-delantal

Pero ya iremos viendo. Yo he me he hecho otro muy parecido y el papi también tiene su diseño especial de delantal, así que en cuanto volvamos a hacer una pizza, ¡nos vestiremos todos  para la ocasión!

Deja un comentario