Vuelta al cole: 3 consejos para ahorrar

vueltaalcole

Ya está aquí la vuelta al cole y con ella los infinitos gastos que conlleva. Mis mellizos han empezado este septiembre P2 en la guardería y estos gastos son también bastante importantes. Así que este año hemos sufrido la cuesta de septiembre.

En septiembre nos encontramos con una gran cantidad de gastos escolares de diferente tipo: equipo o uniforme, material, comedor, actividades extra escolares… Y todos ellos difícilmente ineludibles por nuestras rutinas diarias, en gran parte debidas a la falta de flexibilidad y conciliación que tenemos a nuestro alrededor…

Lo primero de todo es escolarizar a los niños en un centro que sepamos que son sensibles con todo este tipo de gastos. Pero si por las diferentes circunstancias de la vida no es posible, aquí dejo algunos consejos que nos pueden ayudar a soportar la friolera de gastos que nos esperan, ¡a nosotros multiplicada por dos!

Primer consejo para ahorrar en la vuelta al cole

Aprovechar el material de hermanos o amigos o comprarlo de segunda mano.

Aunque esto es a veces muy difícil, ya que los centros cambian constantemente el material que hay que comprar (libros, equipo escolar…), lo ideal es poder aprovecharlo ya sea entre hermanos o de algún conocido. Y seguramente que en algún caso es posible comprar el material de segunda mano, como por ejemplo, libros de lectura.

Esto es sanamente ecológico y barato, pero parece que los centros y editoriales, y las administraciones que lo permiten, no lo tienen muy claro.

Segundo consejo

No comprar más que lo indispensable. Si más adelante ves que hace falta alguna otra cosa, siempre estás a tiempo de comprarlo. Pero por el momento, comprar lo mínimo imprescindible. Para hacer esto, lo mejor es hacerse una lista con lo que se necesita y ceñirse a ella, y, sobre todo, no dejarse llevar por las sugerencias infantiles…

 Además, esto puede ser ventajoso en cuanto a uniformes se refiere, ya que los niños crecen.

Tercer consejo

En el caso que sea posible, compara precios entre diferentes establecimientos. Seguramente los precios varían entre un sitio y otro y puedes ahorrar un buen dinero. Esto muchas veces no es posible debido a que los centros venden en exclusiva el material.

Si además no dejas las compras para última hora, puedes buscar con más tranquilidad ofertas incluso por Internet.

Hay muchas más opciones para ahorrar como: mirar las deducciones que puedes aplicar en la declaración de la renta (depende de cada Comunidad Autónoma), vender el material reutilizable que ya no utilizas de años anteriores, ponerse de acuerdo con otros padres y compra al por mayor…