Los pañales de carrefour: pañales baratos, ¿pero buenos?

Como me habían hablado bien de los pañales de carrefour, un día que fui a comprar decidí comprar un paquete pequeño para probarlos. Por si las moscas, compré el paquete más pequeño de los pañales “carrefour baby”.

La primera impresión fue muy buena: un pañal que no es muy tieso, suave, fino y que no tiene un olor fuerte a nada.

pañalcarrefour

Pero en seguida llegó la primera decepción: los pañales de carrefour se descuelgan llegándose a desabrochar. Ya he comentado que mis niños siempre han sido exigentes con los pañales (las meadas y demás deposiciones siempre han sido de campeonato). Y, aunque nunca probé estos pañales por la noche, acabaron por los suelos en unas cuantas “meadillas”: no aguantaron el peso de 2 o 3 horas de pis de mis niños, llegando a desabrocharse.

Pero llegó lo peor con las irritaciones. Después de un par de pañales vi que a uno de los niños le picaba la cintura, donde se cierra el pañal. Al otro, se le irritó bastante el culete. Así que para ver si eran los pañales, dejé de ponérselos un par de días para luego volvérselos a poner.

¡Menos mal que compré el paquete pequeño! Aún así, sigo teniendo pañales sin usar en casa, que supongo que acabaré por tirar.

Así pues, yo sigo con mis marcas de confianza (¡hasta que pueda quitarles el pañal!!): chelino y mercadona para el día; dodot activity para la noche.