Naturnes de Nestlé: probando los nuevos sabores

naturnes

Ya hace casi dos semanas que nos llegó el lote de Naturnes de Nestlé compuesto por las siguientes bolsitas de 90 gr:

  • 4 bolsitas Naturnes 4 frutas.
  • 4 bolsitas Naturnes de plátano, manzana y avena.
  • 4 bolsitas Naturnes de manzana, mango y zanahoria.
  • 4 bolsitas de iogolino de manzana y fresa.
  • 4 folletos informativos.

Probando las bolsitas Naturnes de Nestlé

Y ya casi hemos agotado las existencias: ¡nada más abrir la caja cayeron un par de iogolinos de manzan y fresa! Estos iogolinos de plátano y fresa ya los habíamos probado, por lo tanto no nos venían de nuevo. Han sido los primeros en agotarse.

iogolino nestle

También cayó, al mismo tiempo que abría el paquete, un Naturnés de manzana, plátano y avena, y la verdad que les encantó: la textura es muy suave y el sabor nada artificial, muy natural.

naturnes

 

naturnes4

Pero la bolsita que más ha triunfado del lote ha sido la Naturnes de manzana, mango y zanahoria. A mis mellizos les encanta el mango y esta papilla, que aún se la continúo haciendo, siendo ésta el único triturado que comen, les encanta: ¡nunca falla! Cuando quiero meterles un chute de vitaminas, compro mango (intento que coman una vez a la semana). Así que “la versión Naturnes” de esta papilla fue todo un acierto y un descubrimiento.

Desde que nuestros niños pueden comerlas, más o menos a partir de los 6 meses, venimos comprando estas bolsitas de frutas y los iogolinos. El formato es especialmente práctico: no necesitan refrigeración, por lo que te los puedes llevar a cualquier sitio y, además, los niños pronto aprenden a comérselas solos.

Valoración de los Naturnes enviados (1-5)

  • Sabor: 4
  • Textura: 4
  • Facilidad de uso: 5

En cuanto a sabor y textura les pongo un 4 ya que nunca serán comparables al sabor de textura de la fruta natural. Pero se merecen un 5 en cuanto a facilidad de uso: te los puedes llevar tranquilamente de vacaciones, al parque, a casa de unos amigos… Así que estas bolsitas te pueden sacar, en momentos puntuales, de grandes apuros. Las recomiendo totalmente.

Además, los niños aprenden rápidamente a comer de ellas. Aunque al principio hay que estar pendientes para apretar el envase y que puedan acabarlo, cuando ya son más grandes las dejan bien aplastaditas.

Siempre que puedo les doy la fruta natural a los niños. Ahora que ya van siendo grandes me puedo llevar piezas de frutas enteras sin que éstas se pongan en mal estado fácilmente. Lo peor es cuando son más pequeños y tienes que hacer la papilla. Esto hace que tengas que estar en casa cada tarde. Así que si, puntualmente, necesitas salir con los niños y les toca merendar, estas bolsitas son la ayuda perfecta: fácil de transportar y muy ricas.