Mis mellizos de 21 meses

mellizos 20 meses

Parece que fue ayer cuando nacieron mis mellizos y ya tienen 21 meses (¡casi dos años!) y han dejado de ser bebés. Aunque los veo a diario, muchas veces cuando los estiro en la cama me sorprendo de lo grande que están.

También recuerdo las ganas que tenía que dijeran “mama”, y ahora oigo esa palabra 100 veces al día. Porque es que tienen mamitis aguda:

Ahora salimos muchas veces a la calle sin carrito, o si lo llevamos, andan gran parte del camino.

The terrible two

Los dos terribles (años).

Desde que se empezaron a mover más las cosas se complicaron. Ellos empiezan a ser más autónomos, empiezan a alcanzar sitios donde antes no llegaban y aún no tienen la madurez de entender por qué las cosas están mal,… O simplemente la frustración de no entender por qué les regañamos por hacer algo tan divertido.

Aunque han habido meses más locos, nos hallamos envueltos muchas veces en pequeños infiernos: rabietas, montar shows en parques o bares… El día que mi vecina, una mujer mayor con bastante sordera, me dijo que vaya día que habían pasado los niños, pasé mucha vergüenza. O el día que la vecina de al lado comentó “lo bien y las veces que los niños dicen ‘mama'”.

Descontrol es la palabra que utilizaría para describirlo en general.

Lo único que funciona por ahora es la paciencia y la constancia, pero no es un recurso inagotable, sobre todo cuando llevas días sin dormir bien. Nos ponen a prueba y nos llevan al límite constantemente y todo indica que esto dura hasta los 4 años.

¿No sabrá alguien algún remedio para que finalicen las pruebas con la gravedad?

Rutinas de mis mellizos de 20 meses

Mis mellizos se suelen levantar entre las 7:30 y las 8 de la mañana. En fin de semana, según como, hay días hasta incluso se levantan a las 9, aunque no es lo común. Se beben su biberón matutino (muchas veces en la cuna misma) y se levantan. Se visten y empiezan a pulular por la casa.

A media mañana se toman otro biberón más pequeño (tentempié) y a veces algo de pan y embutido o alguna que otra cosa más. Si hace buen día (maldito invierno), salen al parque o a dar una vuelta.

Comen entre las 12:30-13h y rara vez siguen despiertos después de las 14h. La siesta rara vez dura menos de 1:30h.

Cómo comen

Seguimos dándole biberones por la mañana y por la noche, uno de los mellizos ya se lo toma de leche de vaca.

Cuando se negaron a comer papillas no tenían aún dientes (empezaron a salirles cuando tenían 12 meses y aún seguimos en ello…) decidí hacer comida “normal” que les fuera fácil de masticar. A partir de entonces empecé a hacer, sobre todo, hamburguesas (mis pequerecetas): compraba la carne, la picaba, y le metía de paso o bien verduras o bien queso.

Pero ahora ya comen “más normal”, también porque ya tienen más dientes (aunque no todos!!!). La carne a la plancha, hecha trocitos

Como plato favorito les gusta bastante la sopa y les encantan los tomates cherry. La pizza que hacemos en casa también les suele gustar mucho.

¿Comen mucho? Pues depende: del humor en el que estén, de si tienen sueño, están cansados, les apetece, prefieren jugar, se encuentran mal, etc… Así que hay días en que, lo mismo que devoraron la semana anterior no hay forma de que se lo coman. Nunca sabes lo que va a pasar.

Cómo duermen

Si no están enfermos y no tienen ninguna molestia, suelen dormirse sobre las diez de la noche y despertarse sobre las 8 de la mañana. Así que suelen dormir unas 10 horas por la noche. Y, como ya he dicho antes, a las 14h ya no suelen estar despiertos si no durmiendo la siesta de la que se levantan con energías renovadas.

Los dientes

Los dientes están siendo un suplicio. Aún no los tienen todos e incluso una vez que fuimos al médico porque el niño no lo veíamos bien, nos dijo que es que le acababa de salir un colmillo, que parecen ser los dientes más dolorosos. No veo el día en que esto se acabe.

Enfermedades

Lo que nos está llevando más de cabeza últimamente es la encadenación de enfermedades. Durante un mes hemos tenido 3 anginas y un resfriado. Cuando uno de los dos empieza con síntomas, tienes que mentalizarte para estar una semana sin descansar: porque el niño se encuentra mal y te reclama “brazos” constantemente y porque por la noche no te va a dejar descansar.

¡Que llegue ya el verano!!!!