Papilla de frutas para mellizos

cuchara squirt boon dispensadora

Cuando ya dominas el biberón con dos mellizos y te vas adaptando a la cantidades que van necesitando, llegan las papillas, para que no te acabes de sentir confiada. ¡Vaya a ser que te relajes y te sientas cómoda! 

En el último mes les hemos estado poniendo cereales sin gluten en el biberón y no hemos tenido ningún problema. Esto era para no preocuparnos porque duerman toda la noche seguida. De hecho han seguido cogiendo peso bastante bien; lo de dormir toda la noche ya es otra historia…

Primera papilla de frutas para mis mellizos

Pues el pediatra nos dijo que comenzáramos con la papilla de frutas: manzana, pera, plátano, zumo de naranja y cucharada de cereales sin gluten. La receta para los dos ahora más o menos es esta:
  • Media manzana fuji
  • Media pera conferencia
  • Un plátano entero (no muy grande)
  • Zumo de una naranja
  • Cucharada sopera de cereales (sin gluten de 4 a 6 meses)
Y a poder ser la fruta bastante madura, lo que es difícil de conseguir. De momento con esta cantidad tienen suficiente los dos (salen unos 350 ml). Les gusta bastante esta mezcla.

Se la han tomado…

Leyendo en muchos sitios recomiendan ir introduciendo cada fruta de forma individual por si alguna de ellas les sienta mal saber cuál es. Nosotros nos lanzamos y la hicimos completa desde el principio y tuvimos suerte. El primer día hicieron ascos, pero ya los siguientes se la tomaron mucho mejor.
Pero lo que nos ha salvado la vida es la Boon Squirt – Cuchara dispensadora de comida infantil, la cual no cuesta mucho más de 10 EUR. El primer día usamos una cuchara normal para bebés y la verdad que fue muy tedioso y lento. ¡Recordemos que son dos bebés! Como tenía la cuchara en casa, regalo de nuestra inestimable amiga Carlotta, probé suerte y comprobamos que los niños comían mucho mejor.
La recomiendo totalmente. No deja de ser una cuchara normal pero el alimento se da mucho más fácilmente y es una buena forma de hacer la transición de sólo biberón a cuchara. Es como una forma intermedia de comer, sin demasiada novedad.
Lo peor de esto es que como la fruta se oxida rápidamente hay que hacerla al momento, por lo que hay que estar en casa. Así que ahora estoy estudiando las opciones de hacer compota y quizás hasta envasarla al vacío para tenerlas preparadas o para poder dárselas cuando no estemos en casa.